top of page

Esencia de Oriente - Juan Luis Madrigal

Obra musical para guitarra clásica en tres movimientos compuesta por Juan Luis Madrigal.

Composición - Juan Luis Madrigal

Esencia de Oriente - Juan Luis Madrigal

Esencia de Oriente es una suite para guitarra clásica que evoca aromas procedentes de distintas regiones de Asia, desde el Extremo Oriente pasando por las originarias de las zonas centrales del continente hasta acabar con las que proceden de Oriente Próximo, la cual está estructurada en tres breves movimientos:

I. Cerezo, hortensia e incienso japonés                       00:12

II. Bergamota, cedro del Himalaya y flor de loto        02:52

III. Azahar, rosa de Damasco y jazmín                        05:38

Interpretación:

    José Antonio García fuertes, guitarra

Composición: 

    Juan Luis Madrigal

Realización: 

    Juan Luis Madrigal

 

Grabación realizada el 1 de diciembre de 2022. Obra estrenada en concierto por el mismo intérprete el 10 de noviembre de 2022, formando parte del festival COMA'22 organizado por la Asociación Madrileña de Compositores (AMCC).


El primer movimiento, Cerezo, hortensia e incienso japonés emplea una scordatura (modificación en la afinación) de la segunda cuerda de la guitarra (si bemol en lugar de si). Ello facilita el uso en la guitarra de la escala mi–sol–la–si bemol-[do]-re (escala natural de mi menor defectiva sin segundo grado, es decir, sin nota fa sostenido, y con la dominante rebajada, si bemol en lugar de si, lo cual oscurece considerablemente su sonoridad), así como los acordes y arpegios derivados de dicha escala, los cuales plantean cierta tensión disonante (como la existente entre la dominante rebajada, si bemol, y cualquiera de los otros dos sonidos fundamentales de dicha escala, ya sea la tónica, mi, ya la subdominante, la), evocando musicalmente el refinamiento, la elegancia y la sobriedad de un ambiente japonés.

 

El segundo movimiento, Bergamota, cedro del Himalaya y flor de loto, de tempo bastante más lento y con cierto carácter minimalista (repitiendo un brevísimo patrón de solo dos acordes consecutivos que se van modificando sutilmente) y circular (por aparecer una misma melodía en la sección inicial y en la final), evoca la serena alegría, la elegancia y la dulzura de dichos aromas originarios de las regiones centrales de Asia. En un inicio, el movimiento tiene un carácter muy apacible, empleando acordes únicamente con sonidos diatónicos (sin alterar), generalmente procedentes de la escala mayor y, en ocasiones, de su subconjunto de cinco sonidos, la escala pentafónica mayor, procedente de China y otros países asiáticos. A continuación, va destacando algunos de los sonidos, generando melodías que aparecen sobre el fondo de acordes. Después, además, incorpora con moderación algunas alteraciones, principalmente ascendentes, que junto con las ligeras variaciones de matiz dinámico (intensidad), entre otros aspectos, van aportando variedad e interés musical al movimiento.


El tercer movimiento, Azahar, rosa de Damasco y jazmín evoca los suaves, delicados, deliciosos y refrescantes matices de las esencias de dichas variedades florales que, si bien son originarias de Asia, no resultan en absoluto extrañas en Europa debido a la proliferación de varias de dichas especies en las regiones mediterráneas, como es el caso del azahar, es decir, la flor del naranjo y del limonero, cítricos introducidos en Occidente por los árabes. Este movimiento alterna pasajes guitarrísticos en los que destacan elementos verticales (acordes y arpegios), horizontales (melodías y breves fragmentos contrapuntísticos), con aquellos en los que coexisten ambos con similar relevancia. Estilísticamente, se acerca más que los movimientos precedentes al repertorio de música española para guitarra, haciéndose eco de la influencia cultural existente en la península ibérica de los distintos pueblos que la han habitado y, en particular, desde la ocupación musulmana.

El compositor expresa su sincero agradecimiento al guitarrista José Antonio García Fuertes, a quien está dedicada esta obra, por su interpretación de la misma.

 

Ojalá que obras como esta ayuden a procurar e inspirar la paz y la concordia entre todos los pueblos del mundo, de modo que sea posible afrontar con éxito los importantes problemas y retos actualmente existentes para la humanidad.

bottom of page